El riesgo de pobreza y exclusión social se sitúa en el 32,9% y afecta a 1.638.647 personas en la C.Valenciana

La tasa Arope se reduce un 1,8% en 2015 pero la pobreza severa aumenta un 1’6% afectando a 396.847 personas en nuestra Comunitat. INFORME COMPLETO http://www.eapn.es/estadodepobreza/

Valencia, 13 de octubre de 2016. La EAPN España y la EAPN de la C.Valenciana (European Anti-poverty Network / Red Europea de Lucha contra la Pobreza) indican que la pobreza y/o la exclusión social afectan a un 28,6% de la población en España, lo que supone un total de 13.334.573 personas. La tasa de riesgo de pobreza y/o exclusión social ha aumentado en el último año entre los/as jóvenes de 16 a 29 años y entre las personas mayores de 64 años. Actualmente, el 38,2% de los/as jóvenes se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión social, así como el 13,7% de las personas mayores de 65 años. Tras los/as jóvenes, el segundo segmento de población en España con el índice de pobreza y/o exclusión más elevado es la de los/as menores de 16 años, con una tasa del 33,4%.

Por sexos, el 28,3% de las mujeres se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión frente al 29% de los hombres. Asimismo, la pobreza extrema aumentó 0’7 puntos porcentuales en 2015 en España. El 7,6% de la población, esto es más de 3,5 millones de personas, vive en pobreza extrema con menos de 333,8 euros al mes. Por su parte, en términos de desigualdad, el índice Gini indica que la renta del 20% más rico es casi siete veces superior a la renta del 20% más pobre en España y el 10% más rico obtiene la misma renta total que la mitad de la población. España es el tercer país más desigual de la Unión Europea, sólo superado por Serbia y Rumanía.

La pobreza es muy diferente en función de la nacionalidad. En el año 2015, casi dos de cada tres personas extranjeras procedentes de fuera de la UE (63,9%) están en situación de pobreza y/o exclusión social.

Estos son algunos de los datos principales que se extraen del  VI Informe ‘El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2009 – 2015’ de la EAPN España, presentado hoy en el marco de la Semana de lucha contra la pobreza y desigualdad que finaliza el próximo 17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. El Informe analiza la situación social en nuestro país y en las comunidades autónomas, con los últimos datos oficiales disponibles, según el indicador europeo AROPE. Detalla la evolución del indicador AROPE que combina la renta de las personas (nivel de pobreza), con las posibilidades de consumo (privación material severa) y la intensidad del empleo en los hogares (baja intensidad de empleo por hogar).

DATOS INDICADOR AROPE EN LA C.VALENCIANA

El informe destaca que la Comunitat Valenciana supera en 4,3 puntos porcentuales la tasa media de pobreza y/o exclusión social en España y es la 7ª más alta. La valenciana se sitúa en el 32,9% frente al 28,6% de la media española. Asimismo, nuestra Comunitat ha sufrido entre 2009 y 2015 uno de los mayores crecimientos del indicador Arope registrados en todo el país con un incremento del 24% frente al 16% de media en España. Es la tercera autonomía donde más ha crecido la pobreza y exclusión en los últimos 6 años, después de Andalucía y Castilla La Mancha. Hemos pasado de 1.350.089 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión en 2009 a 1.638.647 en 2015. Respecto a las cifras de 2014, cuando se contabilizaron 1.736.681 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión, se ha experimentado una reducción del indicador del 1,8%, esto significa que hay 98.034 personas menos en esta situación. Sin embargo, la tasa de pobreza severa ha aumentado.

Si vemos el índice de pobreza y/o exclusión en la C.Valenciana según los tres componentes que conforman el indicador AROPE obtendremos información más detallada.

NIVEL DE POBREZA

Destacamos que un 25,3% de personas en la C.Valenciana (1.257.755 personas) vive bajo el umbral de pobreza, frente al 26,2% de 2014. Vemos una reducción del 0’9% del nivel de pobreza en el último año. En términos absolutos la cifra ha disminuido en algo más de 50.000 personas.

De estas personas, 860.907 viven con menos de 667,6 euros mensuales. El resto engrosa la tasa de pobreza severa que ha aumentado en 78.847 personas respecto al año 2014. En 2015 esta tasa es del 8% y afecta a 396.847 personas, mientras el porcentaje en 2014 fue del 6,4% y afectaba a 318.000 personas. Hablamos de personas que se ven obligadas a vivir con ingresos inferiores a 332 euros mensuales por unidad de consumo.

PRIVACIÓN MATERIAL SEVERA

En el año 2015, el 6,7% población de la Comunitat Valenciana ha vivido en situación de Privación Material Severa, es decir, no pudo hacer frente a al menos cuatro de nueve conceptos o ítems de consumo básico definidos a nivel europeo. La tasa se ha reducido respecto a 2014 cuando esta situación la padecía el 11,3% de la población. En términos absolutos unas 333.706 personas viven en situación de Privación Material Severa en la C.Valenciana.

Respecto a los ítems de consumo, puede destacarse que el 2 % de la población no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada 2 días; que el 16,3 % no puede mantener la vivienda calefaccionada en invierno, que el 41,6 % de la población no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos y que el 46,2% no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año.

BAJA INTENSIDAD DE EMPLEO POR HOGAR

El 18,1% de la población menor de 60 años residente en la Comunitat Valenciana vive en hogares con baja intensidad de empleo, esto es en hogares donde cada adulto trabaja de media sólo una hora y media al día. Entre el año 2009 y el 2015, la baja intensidad del trabajo en los hogares ha crecido en la Comunitat Valenciana en 10,3 puntos porcentuales. La de 2015 es una cifra idéntica a la del 2014.

Finalmente, durante los años de crisis la evolución de la renta media por persona ha sido negativa y de gran intensidad. Actualmente, la renta media por persona es de 9.098 € al año, 1.404 € menos que la disponible en 2009, lo que supone una reducción del 13,4 %, que es la tercera más alta del país, sólo inferior a Andalucía y Cantabria.

Asimismo, hay que destacar que desde el año 2010, dos años antes que en la gran mayoría de las comunidades autónomas, un total de 193.584 personas extranjeras, que suponen el 21,9 % del total de población inmigrante que residía en ese año en la región, han abandonado la Comunidad Valenciana. De todas ellas, casi 164.000 personas, es decir, una gran mayoría, estaban en edad de trabajar.

INDICADOR AROPE

Para medir el riesgo de pobreza y exclusión se utiliza en este informe el indicador AROPE (At Risk Of Poverty and/or Exclusion) propuesto por la Unión Europea, que hace referencia al porcentaje de población que se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión social.

Este concepto surge de la concepción multidimensional de la exclusión social y de la consecuente necesidad de establecer un único indicador que recoja de manera eficaz situaciones de vulnerabilidad en las cuales la pobreza es sólo uno de los aspectos relevantes.

El indicador combina elementos de renta, posibilidades de consumo y empleo. Es decir, se combinan, medidos en porcentaje sobre el total de la población, los siguientes factores:

– Población bajo el umbral de la pobreza:

Se consideran en riesgo de pobreza las personas que viven en hogares con una renta inferior al 60% de la mediana de la renta nacional equivalente en unidades de consumo. Para el año 2015, el umbral de pobreza se fija en 667,6 euros mensuales. Todas las personas que viven en hogares con una renta por unidad de consumo inferior a esa cifra se consideran pobres.

–        Pobreza severa: personas que viven en hogares con una renta inferior al 30% de la mediana de la renta nacional equivalente en unidades de consumo. Para el año 2015, el umbral de pobreza severa se fija en 333,8 euros mensuales para España y en 332 para la C.Valenciana.

– Población con privación material severa (PMS): No puede pagar 4 de estos 9 ítems de consumo básico definidos a nivel europeo:

o Pagar la hipoteca, alquiler o letras.
o Mantener la vivienda a temperatura adecuada en invierno.
o Permitirse unas vacaciones de, al menos, una semana al año.
o Permitirse una comida de carne, pollo o pescado, cada dos días.
o Capacidad para afrontar gastos imprevistos.
o Disponer de teléfono.
o Disponer de televisión en color.
o Disponer de lavadora.
o Disponer de coche.

– Población con baja intensidad de trabajo por hogar (BITH):

La intensidad de trabajo por hogar se define como la relación entre el número de meses trabajados por todos los miembros del hogar y el número total de meses que, en teoría, podrían trabajar todos los miembros en edad de trabajar (personas entre 18 y 59 años que no sea estudiante de entre 18 y 24). El indicador comprende a las personas de 0 a 59 años que viven en hogares con una intensidad de empleo inferior al 0,2.

En un hogar con dos adultos, si sólo trabaja uno a jornada completa, la intensidad del trabajo es de 0,5; si trabajan los dos, la intensidad del trabajo es de 1 y si uno de los adultos trabaja a media jornada y el otro a jornada completa, la intensidad de trabajo es de 0,75.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar